Los riesgos del 'hazlo mismo' en las reformas del hogar

Desde hace varios años la opción de fabricar en casa objetos de la vida diaria cuya manufactura es habitualmente industrial está cada vez más extendida. Es el caso de quienes se cosen su propia ropa; fabrican el pan en su hogar o diseñan y crean su propia bisutería. En el mundo anglosajón esta tendencia tiene un nombre:Do it yourself (DIY) que en castellano se traduciría como hazlo tú mismo. El problema puede llegar cuando la fiebre del DIY llega a actividades como la construcción y las reformas del hogar, donde las consecuencias de un trabajo mal hecho pueden resultar un quebradero de cabeza en el mejor de los casos.

En España, el parque de viviendas envejece a un ritmo del 2% anual, haciendo que las reformas sean la opción preferida en lugar de la construcción de obra nueva. En concreto, el 64% de los españoles recurre al hazlo tu mismo como vía de ahorro para mejorar sus viviendas, según los datos de la European Federation of DIY Manufactures. Así, los arreglos hechos por los propios hogares mueven unos 1.000 millones de euros al año, el 6,3% del gasto total de las familias en materiales de construcción y equipamiento.
Ante esto, la Asociación de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac) ha lanzado un mensaje de advertencia: hay reformas en las que, como afirma el dicho popular, lo barato sale caro.

More infoLos riesgos del 'hazlo tú mismo' en las reformas del hogar

VALENCIA ES UN HERVIDERO DE PROYECTOS INMOBILIARIOS

Es ya una realidad. No hay que ser un gran experto en la materia para reconocer el cambio que ha sufrido la ciudad de Valencia en los últimos meses en sus barrios de expansión. Lo que años atrás eran barrios llenos de solares con vallas de información publicitaria desgastadas y viejas por el paso del tiempo y el efecto del sol sobre ellos, son ahora nuevos barrios en los que se percibe esa reactivación en el mercado inmobiliario, esa sensación de que algo se está fraguando en estos momentos.

 

Nuevas vallas publicitarias sustituyen a las viejas y desgastadas con recurrentes mensaje comerciales. En la mayoría de los casos esas vallas ejercen de reclamo para llevar a cabo un estudio de demanda sobre los intereses de los posibles comprador. Se consigue así un primer contacto con los futuros clientes, los cuales suelen ofrecer información muy interesante y de valor para las empresas promotoras. Se trata de poder sacar al mercado un producto que responda a los que los clientes están solicitando. Cuestiones tan sencillas como el número de dormitorios que se está demandando o la relevancia que puede tener la existencia de terrazas, espacio para el almacenaje o equipamientos… todas ellas permiten afinar y desarrollar proyectos que respondan a la situación actual del mercado.

 
More infoVALENCIA ES UN HERVIDERO DE PROYECTOS INMOBILIARIOS